La "Escuela Personalizada" de cara al futuro

Escuela Personalizada
“La escuela actual no está ofreciendo una respuesta educativa personalizada capaz de responder las necesidades educativas de todos los discentes, ofreciéndoles un aprendizaje profundo y estimulante”. A partir de esta reflexión, Iolanda López Iglesias, psicopedagoga, maestra, logopeda y Máster en Educación Personalizada, nos propone liderar cambios en la manera de impartir la educación, superando los miedos y barreras que cada día neutralizan a los docentes.

Esta profesional de la enseñanza nos habla de su preocupación dado que, a su juicio, “muchos alumnos pasan por las aulas sin poder desarrollar su talento, robándoles la oportunidad de llegar allí donde pueden llegar”. De allí la importancia de la educación personalizada.

El Informe Delors (1996) insistía en la necesidad de la personalización en la educación: “La Educación tiene la misión de permitir a todos sin excepción hacer fructificar todos sus talentos y todas sus capacidades de creación, lo que implica que cada uno pueda responsabilizarse de sí mismo y realizar su proyecto personal”.

En su artículo “Escuela Personalizada: ¿Lo intentamos?”, López Iglesias plantea que el siglo XXI impone nuevos retos a la educación y que para enfrentarlos, será necesaria la definición de nuevos objetivos, que estén direccionados hacia la generación de oportunidades que incrementen la creatividad, el intelecto, el sentido crítico y la autonomía en los estudiantes. “La educación debe ser acción, movimiento, transformación y evolución”, dice.

El alumno se convierte en la pieza más importante de la enseñanza, en un proceso en el que debe aprender que es el responsable de su vida, es decir, de sus actos, decisiones y pensamientos. 

En dicha experiencia, el docente tiene un rol fundamental, en el sentido de ser un agente de cambio para ofrecer una respuesta personalizada a cada uno de sus alumnos. El maestro debe identificar los intereses y dificultades de los estudiantes para poder desarrollar al máximo el potencial de cada uno.

“Se precisa una Educación Personalizada, que no se encuadre en un currículo uniforme e idéntico en contenido y velocidad, sino que permita un aprendizaje más profundo, flexible y creativo”.

Según el enfoque de la Educación Personalizada, la escuela debe fomentar un aprendizaje más cercano a la realidad, donde la enseñanza fluya de manera que permita a los alumnos identificar aquellas áreas en las que sientan que pueden desarrollarse mejor y servir a sus sociedades.

Por su puesto, las tecnologías digitales deben estar presente para la actualización de las prácticas pedagógicas y para dar capacidad a la educación de responder a las exigencias actuales y del futuro.

López Iglesias cree firmemente en que un plan de trabajo individual para cada alumno les permitirá desarrollar sus destrezas y competencias particulares, con el objetivo de conseguir una vida más autónoma.

La autora hace un llamado a los docentes a reflexionar en el futuro de la educación, el que “será diferente”, lo que “implicará reinventarse y modificar muchos aspectos”.

“La escuela, liderada por un profesorado entusiasta, como ente vivo debe asumir el compromiso de transformarse al igual que lo hace la sociedad, los alumnos, sus familias y las administraciones, impulsando reformas y cambios en sus políticas, métodos y programas”.

Concluye que la educación debe ser verdaderamente íntegra, mediante la cual, las personas sean capacitadas para la vida, para lograr su bienestar personal y social, y para ser felices.

Fuente: Tiching / Foto: http://ifreinet.edu.mx/

 

 

Tags de joomla: 

Fecha de creación joomla: 

Viernes, Julio 8, 2016