Internet grooming: acoso sexual a menores en la Red

¿En qué consiste el acoso sexual de menores en la Red?

El grooming en Internet es un grave peligro y supone el acoso sexual a un menor por parte de una persona adulta. Por lo general, quienes realizan este tipo de acoso son hombres de muy variada edad, profesión o clase social. Las víctimas son generalmente chicas adolescentes aunque también muchos chicos son acosados.

 

imagen_gromming.jpg
Imagen cedida por Pantallas Amigas

 

El acosador consigue dominar la vida de su víctima mediante amenazas y chantaje. Por lo general, logra un contacto inicial con ella por medio de Internet y en la mayoría de las ocasiones se gana su confianza con estrategias de empatía y haciéndose pasar por una persona de su misma edad. Fruto de esa proximidad conseguida logra sacar de la víctima una información inconfesable, como por ejemplo, asuntos privados relacionados con sus relaciones sentimentales o sexuales, el consumo de drogas, problemas escolares, delitos… Posteriormente comienza el chantaje amenazando con hacer pública esa información o imagen o con darla a conocer a personas cercanas en el caso de que no cumpla sus peticiones. Estas peticiones suelen ser de tipo sexual y consisten por lo general en el envío de imágenes o vídeos íntimos, en realizar actos eróticos o pornográficos delante de la webcam… En los casos más graves y cuando el acosador vive en un lugar no alejado solicita a la víctima un encuentro físico con el consiguiente riesgo de abuso sexual, violación e incluso secuestro.

¿Cuáles son los casos más comunes?

El modus operandi habitual consiste en obtener una imagen o grabación comprometedora de la víctima de forma que se le puede pedir cualquier cosa para no hacerla pública.

Se puede decir que hay varias estrategias que se repiten con mayor frecuencia, especialmente si se piensa en las chicas como víctimas:

-    La falsa agencia de modelos que realiza la captación mediante anuncios o páginas web y a quienes solicita.
-    El personaje famoso, cantante o actor, por el que las adolescentes se sienten atraídas.
-    El chico atractivo que se convierte en novio.

Al final de todas estas estas situaciones se obtiene lo mismo: una imagen íntima de la persona. Con ello, la espiral de chantaje y amenazas da comienzo.

El peligro de la webcam

La webcam supone un factor determinante en muchos casos de grooming. En primer lugar, porque quien te acosa puede llegar a conseguir por medio de ella imágenes para iniciar el chantaje y lo puede hacer de dos maneras:

-    Grabando aquello que la víctima le muestra de forma consentida usando la cámara web.
-    Grabando lo que la cámara web puede ver habiendo sido activada de forma remota usando software malicioso sin que la víctima sea consciente de ello.

En segundo lugar, porque la imagen que se recibe de otra persona por medio de su webcam puede ser trucada. De esta manera, la víctima recibe, por ejemplo, la imagen de un chico joven con quien cree estar hablando y, sin embargo, quien está detrás es un acosador adulto que esconde su identidad e imagen. Se trata de un vídeo preparado para el engaño que hace que no existan sospechas y se reduzca el nivel de precaución y desconfianza propias de los primeros contactos.

¿Por qué la víctima cede al chantaje?

Un adolescente se convierte en víctima de grooming de la noche a la mañana. En ocasiones, ha hecho algo indebido que no desea confesar como puede ser mostrarse por la webcam desnudo o en actitudes de alto contenido erótico. Otras veces la víctima no ha hecho nada que pudiera ser inadecuado: simplemente le grabaron de manera furtiva mientras se cambiaba en su habitación. Sea como fuere, no hay que olvidar que existe una gran desigualdad entre víctima y abusador. Ella lo es por primera vez y de manera repentina. Él suele dedicar mucho tiempo a ello, es de mayor edad y experiencia, y tiene todo planificado. Es capaz de tomar el control, de ejercer presión de manera tal que tenga en poco tiempo totalmente atrapada y sometida a su presa. Ésta, con cada entrega de material íntimo, empeora su situación y la convierte en más inconfesable aún. El acosador usa una estrategia de sextorsión (chantaje basado en la posesión de imágenes de alto contenido sexual) para doblegar la voluntad de la víctima.

¿Cómo luchar contra el grooming sexual de adolescentes en Internet?

Existen dos claves para luchar contra el ciberacoso sexual. La primera de ellas es básica y consisten en no proporcionar en ningún caso un elemento de control (una imagen delicada, una información muy confidencial…) a una persona que no es de absoluta confianza.

No obstante, el acosador puede haber conseguido ese elemento de control por sus propios medios (atacando el equipo de la víctima, haciéndose pasar por otra persona allegada o robándole a ésta la información…) y en este momento hay una única salida en tres pasos:

1)    Buscar la ayuda de una persona adulta de confianza.
2)    No ceder al chantaje dado que empeoraría la situación (salvo que sea para ganar tiempo y evitar males mayores).
3)    Guardar los datos y pruebas que ayuden a iniciar una investigación y sirvan de prueba de las acciones ilegales cometidas por el acosador (coacciones, amenazas, delitos contra la intimidad y el honor...)
4)    Formular una denuncia.

A contninuación presentamos un video realizado por Pantallas Amigas sobre el Gromming y algunos consejos para evitar este tipo de acoso.

Video cedido por Pantallas Amigas

También puede visualizar el video desde youtube.

Más información sobre el tema en: http://www.internet-grooming.net/

Fuente: Pantallas Amigas. Autor: Jorge Flores Fernández. Video e imágenes cedidas por Pantallas Amigas.