Internet, una puerta abierta en nuestra casa

Virus, Caballos de Troya y Spyware

Internet cuenta con muchas ventajas y algunos riesgos importantes. Así pues pensaremos en Internet como una nueva puerta que construimos virtualmente en nuestra casa el primer día que nos conectamos.

Esta puerta nos permite salir de nuestra casa sin pisar la calle: conocer otros lugares y a otra gente, adquirir nuevos conocimientos, realizar trámites, disfrutar de innumerables opciones de ocio, viajar de forma virtual por todo tipo de centros de diversión, estudio, compras o de noticias. Se convierte así en nuestro punto de acceso interactivo a la aldea global, al mundo, a esos millones de páginas de información y esos millones de viajeros que como nosotros interactúan en este ecosistema virtual.

Pero una puerta, además de para salir, también sirven para entrar. Y es ahí donde comienzan los peros de la Red: ¿qué entra en nuestra casa a través de Internet? No todo el mundo lo tiene claro, de hecho, muchos usuarios ignoran en realidad que tienen esa nueva puerta mal cerrada o directamente sin cerradura. Esto es especialmente grave al contratar servicios de banda ancha cada vez más potentes. Pero lo peor es que existe un desconocimiento social abrumador en cómo afecta esa desprotección de nuestros hogares a sus miembros más vulnerables: nuestros hijos e hijas. Porque no podemos olvidar que niños, niñas y adolescentes usan ampliamente la y, si el ordenador dispone de conexión a Internet, estamos dejando a nuestros hijos en un entorno cuyos riesgos desconocemos.

Mantener el ordenador libre de software malicioso (virus, troyanos, gusanos, software espía…) es un ejercicio que requiere dedicación y atención permanente. Se debe ser consciente, además, de que el malware puede poner en peligro a los usuarios de la computadora y no sólo en lo referido a su patrimonio económico.

Y es que las formas han cambiado. Antes el software malicioso estaba formado por lo que se conoce como virus y su presencia pronto se dejaba notar. Hoy en día, los virus son únicamente una pequeña parte del malware y la forma como otros tipos de software malicioso actúan, así como la finalidad de los mismos, ha cambiado de manera radical. Simplificando mucho, puede decirse que los virus tenían el claro propósito de hacer más o menos daño en el equipo (desde borrar información a sacar una molesta pantalla de broma) y su presencia no tardaba en notarse. Los diversos tipos de malware que existen hoy en día tienen las más variadas finalidades (saber por dónde navegamos, instalar otras aplicaciones peligrosas, robar datos personales, convertir la computadora en un emisor de spam…) y su presencia es deliberadamente sigilosa, pudiendo convivir con nosotros en absoluta, discreta y aparente armonía. Eso, sin nombrar la rapidez con que se crean nuevos y diferentes tipos de ataques. Es por ello que garantizar “la higiene” de la computadora (y en muchos casos la seguridad del usuario) requiere información, la realización de una serie de procedimientos y, sobre todo, tener cierta actitud.

Troyanos: malware que abre la puerta a programas que afectan a la seguridad informática

Los troyanos (o caballos de Troya) son un tipo de software malicioso o malware cuya labor consiste en crear una puerta de entrada a otros programas nocivos (virus, spyware...) que se instalan en nuestros equipos y realizan su labor de forma imperceptible. Es muy común que sean el mecanismo de entrada para el control remoto de la cámara web y pueden incluso tomar el control total del equipo, amenazando nuestra privacidad y seguridad.

Pueden afectar a todo tipo de dispositivos (computadores de sobremesa, tablets, smartphones...). En muchos casos, tienen similares características a los gusanos, otro tipo de malware, y su contagio se produce en ocasiones simplemente abriendo un link que alguien envía en muchos casos en el marco de confianza de redes sociales.

A continuación les presentamos un video sobre los Troyanos y cómo estos afectan a nuestras computadoras:

Video cedido por Pantallas Amigas
 

Virus: malware que infecta y altera el normal funcionamiento de la computadora

Los virus son un tipo de software malicioso o malware cuya labor consiste en infectar a otros ficheros y programas modificándolos para incluir réplicas de sí mismo en el elemento infectado. Pueden afectar a todo tipo de dispositivos (computadores de sobremesa, ordenadores personales, tablets, smartphones...).

A continuación les presentamos un video explicativo sobre los virus y sus consecuencias en las computadoras:

 Video cedido por Pantallas Amigas

Spyware, amenaza para la privacidad en Internet, redes sociales y smartphones

El spyware es un tipo de software malicioso o malware que amenaza contra la privacidad y que puede espiar el comportamiento en Internet (dónde estamos, qué hacemos y con quién), los datos personales e incluso nuestros contactos en las redes sociales o lo que hacemos con nuestro teléfono móvil inteligente o Smartphone. Difieren de los troyanos por no tener como objetivo que el sistema del usuario está controlado y manipulado por una entidad externa, como un hacker.

Capturan y transmiten los datos desde su computadora y hacen uso de la red a la que ésta está conectada, con lo que la computadora irá más lenta. Puede revelar información importante, como contraseñas, datos bancarios y de correo electrónico, por lo que se recomienda revisar periódicamente la computadora con un programa especializado para detectarlas y protegerse como se haría con cualquier otro tipo de malware (software malicioso), incluso aunque el spyware parezca inofensivo.

A continuación el video explicativo desarrollado por Pantallas Amigas sobre los spyware y las posibles amenzas a la privacidad:

Video cedido por Pantallas Amigas

Para más información puede consultar la página de Pantallas Amigas.

Fuente: Pantallas Amigas. Autor: Jorge Flores Fernández.Video e imágenes cedidas por Pantallas Amigas.